Registros históricos de la perforación Parte I

Todo tiene una historia y ninguna historia tiene todo los registros. Es probable que el arte de perforar nos acompaña desde los tiempos más remotos y prehistóricos, surgidos de la necesidad de fabricar nuestras primeras herramientas de supervivencia. En el reportaje de Barbara Puskás podemos observar alrededor de 3800 hachas del neolítico en el Museo Nacional de Prehistoria de Halle que data de 12,000 años A.C.

 

En estas herramientas de piedra se pueden observar orificios perfectamente circulares y cilíndricas los cuales pueden ser indicios de perforaciones tubulares, similares a las realizadas con las técnicas empleadas por los artesano de Egipto 8,000 años después. Y talvez jugaron un papel importante en esa etapa de nuestra historia tal como lo describe el Arqueólogo Harald Meller: «La revolución del neolítico es la revolución decisiva de la historia humana. Aquí vemos miles de hachas de piedra más precisamente alrededor de 3800 hachas del neolítico, ¿Qué se hacía con ellas?, con ellas se talaron los bosques para cultivar los campos, con ellas se dividieron vigas, pero con ellas también se procesó la madera, por ejemplo, para construir casas muy complicadas en las que vivía la gente. El hombre, entonces se volvió sedentario 4,000 años A. C.

 

Tenemos las evidencias más antiguas de que los artesanos de Egipto ya dominaban las técnicas de la perforación rotativa. Probablemente las necesidades de las mega construcciones de esa época dieron surgimiento a éstas, que con el paso del tiempo darían lugar a la creación de herramientas de mayor desempeño que la simple fuerza humana: las máquinas, con sus herramientas y accesorios para realizar perforaciones de mayor envergadura que las manuales o artesanales. De esta manera podemos observar un salto en las técnicas de perforación, de procedimientos manuales o artesanales a las modernas técnicas de perforación cuyas aplicaciones se han introducido en las diversas áreas de las actividades industriales actuales.

 

La técnica de la perforación rotativa, posterior al descubrimiento, especialmente con el advenimiento de la revolución industrial por los años 1820 y 1840, implicó el desarrollo de diferentes ramas según sus aplicaciones, como es el caso de los taladros domésticos que en la actualidad todos conocemos. En este caso nos limitaremos específicamente a ir esbozando, cómo es que llegamos al desarrollo actual de la industria que dio nacimiento a empresas internacionales y locales a lo largo del planeta, prestando este tipo servicios principalmente a la industria minera, actividad en la cual ha cobrado un papel muy importante.

 

Es posible que el nacimiento de la técnica de la perforación rotativa se sustente en una práctica mucho más antigua: la técnica de producir fuego con una varilla de madera o palo, donde precisamente rotación y presión eran los componentes para generar calor hasta el punto de ignición del fuego.

 

Entonces estaríamos hablando de épocas prehistóricas. Sin embargo, no hay registros de las técnicas empleadas para producir el fuego, solo sabemos que es posible hacerlo y entonces cabe preguntarnos si ¿fue una de las técnicas de producción de fuego la que precedió a la perforación rotativa? ó ¿es a raíz del descubrimiento y dominio de ésta que nos proyectamos hacia la prehistoria, considerándolo como una de las posibles técnicas empleadas en la antigüedad?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBÍTE Y ACCEDE A DESCUENTOS DEL MES

 Protegemos y respetamos los datos de tu información revisa nuestras Politicas de privacidad

Ultimas Entradas

Categorías

Noticias Populares